Ingresar | Registrarse
Jueves 24 de Julio del 2014
El ABC del poder legislativo
FCPPC   |  Fecha: 28/04/2011

En un intercambio laboral en el año 2.002, en Estocolomo, entre representantes de diferentes gremios colombianos con voceros de los 7 partidos que tenían presencia en el Congreso Sueco, se sorprendían al comentarles que en Colombia existían legalmente más de 100 organizaciones políticas , entre partidos y movimientos,  y que cada uno de  los miembros elegidos por algunas de estas organizaciones presentaba y defendía de manera independiente en el congreso “su” proyecto de Ley para  la aprobación  ante la inexistencia de bancadas.

A esta proliferación de microempresas electorales le puso cortapisa la Reforma Política contemplada en el Acto legislativo O1 del 2.003 y las leyes 974 y 996 del 2.005, que regularon la existencia de los partidos,  su financiación y la actuación de las bancadas. Aún se debate si el voto preferente en las listas para las   elecciones parlamentarias permite la existencia de feudos hacia  el interior de los mismos, y en  la actual legislatura se discute un nuevo proyecto  de ley estatutaria ( 092 ) encaminado a fortalecer la actividad de los partidos.

Ha sido una tradición política que para tener una impronta  destacada el  Congresista debe  tener en su haber la aprobación de un proyecto de  su autoría, el cual responda a las promesas electorales que se hacen a los millones de ciudadanos que ejercen el derecho al voto. Esto ha debilitado una cultura política que de respuesta al que hacer de los partidos para cumplir con  sus programas  en el Congreso a través de sus representantes y senadores.

Lo anterior explica que la función constituyente, legislativa, electoral, judicial, de protocolo y de control político que ejerce el poder legislativo a través de la Cámara de Representantes (166 miembros) y el   Senado (102 miembros),  esté  mediatizada  por un buen número de proyectos de origen congresional  presentados para su estudio y aprobación, en cada legislatura,  a través de las siete comisiones constitucionales permanentes.

Los  voceros de los once partidos y movimientos que obtuvieron representación en la Cámara de Representantes en las últimas elecciones, estudiarán y aprobarán 155 proyectos, registrados en la Secretaría de esta corporación para la legislatura 2.010 - 2.011, de los cuales 32 son de origen gubernamental , sin  contabilizar, por ejemplo, los que proponga por vía legislativa el Senado para  subsanar la caída de los decretos  que el gobierno dictó a raíz de  la segunda Emergencia Social,  declarada inexequible por la Corte Constitucional.

En la agenda para los primeros días de Abril aparecen proyectos que van desde los que ocupan lugar preferencial para las políticas del Gobierno como el Plan Nacional de Desarrollo, Sostenibilidad Fiscal, Ley de Víctimas,  Reestructuración del Estado,  Sistema General de Regalías,  hasta aquellos que demuestran solidaridades con el terruño electoral y  familiar  como los proyectos por los cuales se declara patrimonio cultural la fiestas taurinas de Sahagún en Córdoba, se reconoce al cuidador en casa para personas dependientes  o  se aprueba la licencia de luto para los empleados y trabajadores del Estado.

Desde el observatorio Legislativo del CPPC, invitamos a nuestros lectores a  conocer las actividades del Congreso visitando sus páginas Web y por información,  a quienes quieren saber el ABC de la aprobación de las leyes colombianas,  a leer el documento  adjunto tomado de las mismas.

TRAMITE DE LAS LEYES

Los proyectos de ley deben ser discutidos y aprobados en primer debate en cada comisión permanente respectiva y en segundo debate en cada cámara en pleno. En algunos casos, un proyecto de ley es discutido en sesión conjunta de las comisiones permanentes de ambas cámaras. Por ejemplo, las comisiones de presupuesto de Senado y Cámara de Representantes puede sesionar en conjunto para discutir un proyecto.

¿Cuál es el proceso de formación de la ley?

La Constitución establece que le corresponde al Congreso la aprobación de las leyes. Es por eso que éstas pueden originarse o ser iniciativa tanto de los senadores como de los representantes. Ahora bien, los congresistas no son los únicos que puede presentar proyectos de ley, también tienen iniciativa legislativa:

• El Gobierno Nacional, a través de los ministros

• La Corte Constitucional,

• El Consejo Superior de la Judicatura,

• La Corte Suprema de Justicia,

• El Consejo de Estado,

• El Consejo Nacional Electoral,

• El Procurador General de la Nación,

• El Contralor General de la República,

• El Fiscal General de la Nación, y

• El Defensor del Pueblo

En este sentido, quizá una de las cosas más importantes que tiene la Constitución Política de Colombia es que también le da la posibilidad al pueblo de presentar proyectos de ley por medio del mecanismo de participación popular o iniciativa popular. Para ello se requiere un número de ciudadanos igual o mayor al 5% del censo electoral, un 30% de los concejales o un 30% de los diputados del país. Todos deberíamos aprovechar esta oportunidad, especialmente cuando creemos que una propuesta de ley nuestra puede ser de mucha importancia para el país.

Veamos cuáles son los pasos o el recorrido que debe tener un proyecto legislativo para convertirse en una nueva ley.

Elaboración del proyecto de Ley

Las personas u órganos que tienen la facultad de presentar proyectos de ley deben estudiar muy bien el tema para saber bien cuál es la necesidad social o problema y cuáles son las posibles soluciones. Luego con la ayuda de expertos y con el insumo de la participación ciudadana debe redactarse el proyecto de ley. Todos los proyectos para que puedan ser estudiados deben cumplir varios requisitos, entre otros: deben tener un título o nombre que los identifique, el articulado y además una exposición de motivos en donde se explican las razones y la importancia del proyecto.

Presentación del proyecto de ley

Una vez que el proyecto de ley está listo se presenta el original y dos copias en la Secretaría General del Senado, de la Cámara de Representantes o públicamente en las plenarias. La Secretaría le asigna un número y lo clasifica de acuerdo con la materia, el autor y otros puntos de interés. Además el Presidente de cada cámara, de acuerdo al tema, decide cual comisión constitucional permanente es la que debe estudiar el proyecto para enviarlo a dicha comisión. Una de las cosas más importantes que hace la Secretaría en este momento es enviar el proyecto de ley a la Imprenta Nacional para la publicación en la Gaceta del Congreso y así todo el país puede conocer cuáles son los diferentes proyectos que tiene que estudiar el Congreso.

Traslado a comisión y ponencia para primer debate

Cuando la comisión recibe el proyecto de ley el presidente de la misma le asigna uno o varios ponentes. Los ponentes son los congresistas encargados de estudiar el proyecto de ley y presentar un informe, denominado ponencia, sobre la conveniencia o no del proyecto, los beneficios que puede traer, las reformas que pueden hacérsele para mejorarlo, o también, el ponente puede manifestar que el proyecto no debería aprobarse porque considera que no sería bueno para el país.

* Debate en comisión

Cuando el informe de ponencia está listo se envía a publicar en la Gaceta del Congreso; después la comisión se reúne para conocerlo y debatir sus inquietudes. Los informes de ponencia pueden recomendar debatir el proyecto y en éste caso comienza a discutirse. Si por el contrario, la ponencia propone archivar el proyecto la Comisión discute esta propuesta; y si la acepta el proyecto se archiva.

Si un miembro de comisión lo solicita, la discusión del proyecto puede hacerse artículo por artículo y a su vez considerar los cambios que se propongan. En este sentido los congresistas pueden proponer enmiendas, modificaciones, adiciones o supresiones a la totalidad del proyecto o a artículos específicos.

* Ponencia para segundo debate

Una vez que los miembros de la Comisión han estudiado y discutido suficientemente el proyecto de ley, éste se vota en la misma y si se aprueba el Presidente de la Comisión le asigna uno o varios ponentes para segundo debate, que pueden ser iguales o distintos a los de la primera ponencia. El o los nuevos ponentes son los encargados de revisar una vez más el proyecto y por último de elaborar la ponencia para el segundo debate en la plenaria de una u otra cámara

* Debate en plenaria

Una vez que está lista la ponencia para segundo debate se envía a publicar para posterior discusión en la Plenaria de la respectiva cámara, sea Senado o Cámara de Representantes. El coordinador ponente explica ante la plenaria el proyecto y la ponencia, posteriormente pueden tomar la palabra los congresistas y los ministros para opinar; esto es muy parecido a lo realizado en comisión.

Después de la intervención del ponente comienza la discusión del proyecto en su totalidad o por artículos específicos si es solicitado. Durante esta etapa el proyecto puede ser modificado; sin embargo, si los cambios hacen que el proyecto sea muy diferente al primero la Plenaria puede decidir si lo envía nuevamente a la comisión.

* Traslado a otra Cámara

Si el proyecto de ley es aprobado en la plenaria de la corporación, en donde se inició el trámite, el Presidente de la misma lo remitirá al Presidente de la otra cámara con antecedentes y todos los documentos necesarios.

En la nueva cámara el proyecto de ley, con los antecedentes, comienza el proceso de la misma forma que en la cámara anterior; de esta manera el proyecto de ley primero se envía a la misma comisión designada en la otra corporación según el tema y posteriormente a la plenaria. En ambos casos el proyecto se discute de acuerdo con las reglas descritas anteriormente.

* Sanción presidencial

Una vez que cada cámara ha aprobado en dos debates el proyecto de ley este se envía a la Presidencia de la República para su sanción. La sanción en este caso quiere decir ratificación ya que la rama ejecutiva también lo estudia, y si está de acuerdo lo sanciona y lo promulga para que el país entero conozca la nueva ley y la cumpla.

Puede ser que el Presidente considere que el proyecto de ley es inconstitucional o que no esté de acuerdo con el contenido del mismo y en este caso el gobierno puede devolverlo a la cámara donde se originó para su nuevo estudio. Este trámite se conoce como objeción presidencial al proyecto de ley.

Este es el recorrido que tiene que hacer un proyecto para convertirse en ley de la República. Parece que son muchos pasos, pero la idea es que antes de ser aprobado el proyecto los congresistas y los ciudadanos en general puedan estudiar bien el tema para no cometer errores y hacer lo mejor para el país y sus ciudadanos.

Redacción Observatorio Legislativo
Pensamientocolombia.org
Abril 28 de 2011
Otros artículos en Observatorio Legislativo

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 64-31 Piso 5º - Tels: 3128120 - 7551731 - 7551732 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org